¡Bandera a cuadros! la temporada ha terminado y hacemos este resumen de final de año.

Hay un elemento dentro del automovilismo con el que se tiene una relación de amor y odio a la vez, y es la bandera a cuadros, porque es lo que más desea ver el piloto al finalizar una carrera, pero también la que marca el fin de la emoción, y la velocidad para quienes vibramos con este deporte.  Y la bandera a cuadros de esta fecha, fue la que marcó, el término de la carrera, el término de la temporada y un recordatorio de que hasta Febrero del próximo año no tendremos más Fórmula 3.

Esa bandera ya ondeó, consagrando el regreso triunfal a las pistas de la mítica Fórmula 3 Chilena a las pistas, y lo ha hecho coronando nuevamente campeón de la categoría a José Luis Riffo quien se queda con su quinto título en la historia del campeonato, un campeonato de Fórmula 3 que descubrió a nuevos talentos del automovilismo como Lucas Bacigalupo, quien fue un digno rival para Riffo y con quien tuvieron grandes disputas en los distintos circuitos que recorrió la Fórmula 3. La bandera a cuadros ondeó, y terminó sorprendiéndonos con un Eduardo Ávila Gac quien dio espectáculo y emoción a raudales en las últimas fechas del campeonato, a los afortunados espectadores en las gradas de las pistas que recorrió la caravana de la Fórmula 3.

La temporada de los monoplazas chilenos más rápidos ha terminado, y hasta Febrero lo único que amenizará la espera es pensar lo que ocurrirá el próximo año donde probablemente un Lucas Bacigalupo más preparado y con más experiencia pueda quedarse con el título 2018. La bandera a cuadros ha ondeado, pero la temporada 2018 arranca ya.

Facebook Comments