Durante la primera mitad de los 80 las categorías de Fórmula en Chile disfrutaron de exitosos eventos fuera de Santiago en ciudades tales como Antofagasta, Arica, Iquique (estas 3 sedes de una gran gira nortina en 1981), Quintero y La Serena, pero todavía estaba pendiente una gran asignatura: correr fuera de nuestras fronteras.

El alto desarrollo que había alcanzado la F3 con sus motores Renault de 1.400cc (derivados del modelo de calle Renault 9), sumado a la cada vez más atractiva puesta en escena de las carreras, con transmisión en vivo y una cantidad creciente de auspiciadores permitían ilusionarse con desafíos mayores, y así es como este auspicioso escenario trajo consigo que se alcanzara un acuerdo con las autoridades del automovilismo mendocino para llevar nuestra por entonces categoría estrella del deporte motor chileno al circuito General San Martín de la ciudad argentina.

Finalmente el domingo 9 de marzo quedó marcado como el día en que se concretó la primera visita de la Fórmula 3 a territorio argentino, y la verdad es que el resultado superó las expectativas de los más optimistas.

 

Previa

Tras sendos campeonatos ganados por el equipo de la Compañía Chilena de Tabacos (1984 Kurt Horta y 1985 Giuseppe Bacigalupo), la temporada 1986 de la F3 se anticipaba como la más reñida en la joven historia de la categoría, y el estreno de año en la tortuosa pista de la Base Aérea de Quintero no hizo más que confirmar los presagios puesto que los tres primeros lugares fueron ocupados por escuderías que estaban llamadas a terminar con la hegemonía de los autos oro y negro auspiciados por John Player Special.

El incombustible Santiago Bengolea, quien hasta unas pocas semanas antes de la fecha inaugural no tenía equipo a raíz de su desvinculación del team Denim comandado por Alejandro Schmauk, cumplió un inicio de año soñado al ganar esa prueba en Quintero bajo la estructura de una nueva escudería que estaba llamada a dar mucho que hablar: Pioneer Kodak con la preparación de Remo Ridolfi.

Bengolea en esa fecha fue escoltado por Clemente Gimeno y César Coggiola, ambos apoyados por equipos que también disponían de grandes ambiciones. Gimeno corría para Philishave-Marantz con la dirección técnica de Julio Larroquette y el joven Coggiola, campeón 1984 de la Monomarca Fiat 125, era integrante del team Whisky J&B Licores Despouy dominado por la presencia de la familia Silva, con Juan Carlos como piloto número 1 y su padre Juan Manuel como jefe técnico.

De esta manera Pionner Kodak, Phillishave Marantz y Whisky J&B Licores Despouy, más el team Denim con sus flamantes pilotos Gonzalo Alcalde y Cristián del Fierro lucían como los principales aspirantes a desbancar de la gloria a JPS (John Player Special), sin embargo, el equipo campeón de 1985 llegaba a la histórica cita en Argentina decidido a mostrar su poderío.

 

Clasificación

Un pinchazo sufrido en la fecha inicial de Quintero relegó al monarca reinante Giuseppe Bacigalupo hasta la cuarta plaza en el circuito costero, pero esa performance no minaría en lo absoluto la confianza del team de la Compañía Chilena de Tabaco que por esos días se había transformado en la vedette del certamen al estrenar en sus chasis Tulia 21 una revolucionaria trompa en punta que seguía la vertiente aerodinámica de lo que se veía por aquellos años en la Fórmula 1.

Pese a que el circuito de Las Vizcachas se encontraba por esos meses cerrado en reparaciones, y que por ende los equipos no tenían mayores opciones de realizar entrenamientos privados entre carrera y carrera, JPS y su cuerpo técnico encabezado por Humberto Serrano se encontraba muy confiado con miras al rendimiento del nuevo “bigote” en el veloz trazado de San Martín en Mendoza, sin embargo, la teoría chocaría con la práctica tal como nos lo recuerda el piloto estrella del team Giuseppe Bacigalupo.

“Llevamos a Argentina tanto las nuevas trompas en punta como las trompas envolventes que habíamos ocupado hasta 1985. Iniciamos las prácticas con la trompa en punta, sin embargo, en el curvón que venía después del puente el auto era muy subvirante (se iba de adelante) y por lo tanto debíamos levantar el pie del acelerador, ya que de lo contrario nos íbamos directos contra el guard-rail. Intentamos todo tipo de cambios, pero no nos resultaron, ante lo cual convencí a nuestro director de equipo Iván González que pasáramos a la trompa envolvente, una modificación que no era menor pues implicaba cambiar por completo el sistema de refrigeración del auto. Por suerte la decisión fue acertada y terminamos por marcar un tiempo que nos dejó muy cerca de la pole position”, narra con nostalgia el “Tano”.

La experiencia y recursos económicos jugaron a favor de JPS que supo revertir un adverso inicio fin de semana para quedarse con un súper competitivo crono de 1.15.21 (en manos de Bacigalupo), aunque de todos modos no sería suficiente para batir el tiempazo realizado por Juan Carlos Silva con el Vesa Renault.

El cerebral Juan Carlos, siempre reconocido por su espíritu estratégico y gran capacidad de trabajo, llevaba más de una semana en Argentina preparando su auto, factor que unido a su conocimiento previo del circuito mendocino le ayudaron a encontrar rápidamente la puesta a punto ideal de su Vesa y así romper los relojes con un espectacular crono de 1.15.07 que se transformaría en la pole position.

Silva y Bacigalupo fueron las principales figuras de la jornada sabatina que dictaminó el orden de la grilla, pero a sus espaldas emergieron dos experimentados pilotos que también mostraron sus pretensiones de triunfo: Santiago Bengolea y Carmelo Campeone. El piloto del team Pionner Kodak, dominador de la tanda libre del viernes, conquistó la tercera posición de la qualy con 2 décimas de ventaja sobre el “Pocho”, un mendocino muy querido en Chile a partir de su campaña en nuestro territorio corriendo para el equipo Viceroy de F4 en 1980.

Campeone, quien corría en casa y conocía el circuito a la perfección, era uno de los cuatro pilotos argentinos que estaba inscrito para participar en el “Gran Premio Discoteque Gente”. Los restantes eran Henry Martin (campeón del TC2000 trasandino en 1997), Jorge Serrano y Juan Manuel Basco, sin embargo, solo el “Pocho” fue capaz de marcar un tiempo competitivo en clasificación a los mandos de un auto de vieja generación que aún contaba con los motores de 1.020 cc que la F3 chilena había desechado de forma definitiva un año antes.

La presencia de los cuatro valores “ché” no fue la única novedad de la sesión clasificatoria de la F3 en Mendoza, puesto que entre los participantes chilenos destacó el estreno de Felipe Horta, actual responsable del Rally Mobil, él que en las prácticas del viernes consiguió un excelente tiempo que le habría permitido clasificar cómodamente en la parte media de la tabla, sin embargo, su debut oficial en el campeonato solo se concretaría semanas más tarde en El Belloto, puesto que por un tema contractual el equipo Gulf decidió que el cupo en Mendoza lo ocupara Iván González, quien durante esa temporada cumplía la doble función de jefe de equipo en JPS y de piloto en Gulf siendo compañero del viñamarino Mauricio Perrot.

Así como Campeone y Horta causaron grata sorpresa, la tanda sabatina en el velocísimo circuito mendocino también fue escenario de muy buenos rendimientos por parte de los jóvenes Gonzalo Alcalde y Martín Ferrer. El serenense marcó el sexto mejor tiempo, mientras que el tricampeón de la Monomarca Fiat 125, por entonces debutante en la F3, fue séptimo con el chasis RR01 preparado por Nicolás Delpino que justamente le había permitido a Alcalde brillar durante la campaña de 1985.

Justo por delante de Alcalde y Ferrer en la grilla, pero con menos alegría que los antes mencionados, se ubicó Clemente Gimeno, quien no estaba para nada conforme con su actuación en la clasificación, tal como lo reconoce 32 años más tarde.

“Hice una muy buena vuelta de clasificación pero no podía entender como solo estaba en quinta posición. Le pregunté a Julito (Larroquette) si fallamos algo en la puesta a punto. Me dijo que no, pero yo estaba seguro que algo no iba bien. Nos fuimos al hotel donde compartíamos pieza, descansamos y de repente lo despierto y le digo ‘Julio, el tacómetro’. Resulta que el tacómetro estaba cagado y eso nos llevó a hacer la clasificación con 1.000 rpm menos que nuestros rivales”, recuerda Gimeno, quien aún no puede creer como con este hándicap fue capaz de colocarse entre los top 5 de la grilla.

Santiago Bengolea y César Coggiola fueron algunos de los pilotos que se percataron que algo no marchaba de manera correcta en el auto de Gimeno durante la jornada sabatina, sin embargo, tanto Clemente como su preparador Julio Larroquette dieron con la falla recién en la madrugada del domingo, ante lo cual solo disponían de la mañana previa a la carrera para corregir el problema y llegar con el auto 100% a las 34 vueltas que estaban pactadas al circuito de 3.175 metros.

¿Conseguiría Gimeno revertir la relación de caja en su Larroquette 03? Se los narraremos la próxima semana en nuestro capítulo vintage de F3, en el cual nos abocaremos a comentar todas las incidencias de la emocionante carrera mendocina, una fecha épica que marcó un antes y un después en la historia de la máxima categoría de autos monopostos en Chile.

 

GRILLA GRAN PREMIO DISCOTEQUE GENTE

Circuito San Martin de Mendoza

1 Juan Carlos Silva (Whisky J&B – Licores Despouy) 1.15.07 a 152.257 km/h

2 Giuseppe Bacigalupo (John Player Special) 1.15.21

3 Santiago Bengolea (Pioneer – Kodak) 1.15.44

4 Carmelo Campeone 1.15.64

5 Clemente Gimeno (Philishave – Marantz) 1.16.22

6 Gonzalo Alcalde (Denim) 1.16.22

7 Martín Ferrer (Bosch – Mobil – Indubal) 1.16.29

8 Víctor Matthei (Fuji) 1.16.29

9 Cristóbal Geyger (John Player Special) 1.16.61

10 Carlos Capurro (Fuji) 1.16.73

11 Cristián del Fierro (Denim) 1.16.89

12 Mauricio Perrot (Gulf) 1.17.29

13 César Coggiola (Whisky J&B – Licores Despouy) 1.17.66

14 René Valenzuela (Caledonia) 1.18.02

15 Juan Antonio Amenabar (Pioneer – Kodak) 1.19.52

16 Iván González (Gulf) 1.19.85

17 Henry Martin 1.20.39

18 Claudio del Fierro (Centrocom Rosen) 1.20.78

19 Alejandro Negrete 1.21.03

20 Jorge Serrano 1.21.18

Luis Undurraga (sin tiempo)

Marcos Antonio Hormzábal (sin tiempo)

Juan Manuel Basco (sin tiempo)

Felipe Horta (sin tiempo)

BLOQUE VINTAGE:: BRILLANDO AL OTRO LADO DE LA CORDILLERA, PARTE 1

Facebook Comments